El Reino Unido adopta el derecho legal del empleo flexible

Los recientes cambios en la legislación laboral del Reino Unido significan que los empleados ahora pueden solicitar cambios en sus condiciones de trabajo. Nuestro experto en el Reino Unido nos explica los detalles de estos cambios.

En el Reino Unido, desde el 30 de junio del 2014, todas las personas con más de 26 semanas de servicio en un empleo pueden legalmente presentar a sus empleadores una petición para trabajar en virtud de un acuerdo de empleo flexible. Antes de este decreto, sólo los padres y ciertos tutores legales de niños menores de 17 años (18 si el niño tiene una discapacidad) tenían este derecho. Al empleado sólo se le permite hacer una solicitud en un período de 12 meses.

Solicitudes de empleo flexible pueden cubrir varias condiciones de trabajo relacionadas con el empleo, como lugar de trabajo (por ejemplo, una solicitud para trabajar desde su casa), cantidad de horas trabajadas, horarios y turnos, tipo de contrato (por ejemplo, interino a permanente) y trabajo compartido.
Una solicitud de empleo flexible debe ser hecha por escrito y fechada indicando el cambio en las condiciones actuales de trabajo que el empleado está buscando y la fecha en que sugiere tenga efecto el cambio, también incluyendo las fechas de todas sus peticiones anteriores, y cómo el cambio puede impactar el negocio (por ejemplo, repercusiones en los costos, etc.). También debe indicar, en su caso, si la aplicación se está realizando en relación a la Ley de Igualdad del 2010 (tal como un ajuste razonable para un empleado con discapacidad). 

Las solicitudes y apelaciones deben ser tratadas por los empleadores dentro de un periodo de tres meses siguientes a la recepción de dicha solicitud. Aunque el empleador no tiene la obligación de conceder la petición, deben tener una razón válida de negocio, de las listadas a continuación, para rechazar la solicitud:

  • La carga de los costos adicionales 
  • Incapacidad para reorganizar el trabajo entre el personal existentes 
  • Incapacidad para reclutar personal adicional 
  • Un impacto perjudicial en calidad 
  • Un impacto perjudicial en rendimiento 
  • Efecto perjudicial sobre la capacidad de satisfacer la demanda de los clientes 
  • No tener suficiente trabajo dentro los períodos en que el empleado sugiere trabajar 
  • Un cambio estructural previsto para la empresa
Sarah  Martin
Artículo