Se acabó el tiempo para las emisoras de cupones tributarios de Brasil

Las Emisoras de Cupones Tributarios -- máquinas utilizadas en los puntos de venta en el estado de São Paulo -- deben ser reemplazadas por el Sistema de Autenticación Electrónica de Cupones Tributarios (SAT-CF-e). El nuevo sistema genera y autentica los Cupones Tributarios Electrónicos y los transfiere periódicamente, a través de la Internet, a la Secretaría de Hacienda.

Tenemos algunas malas noticias para los minoristas que están acostumbrados a sus emisoras de cupones de impuestos (ECFs): es el momento de deshacerse de las máquinas. El uso de la ECF ha sido desechado y reemplazado por el Sistema Electrónico de Autenticación de Cupones Tributarios (SAT-CF-e) obligatorio. Anteriormente, la ley requería el uso de la ECF en todos los establecimientos del estado de São Paulo que realizaban operaciones con mercancías o prestadores de servicios donde el receptor del servicio era una persona física o jurídica que no pagaba los impuestos correspondientes.

El Sistema Electrónico de Autenticación de Cupones de Impuestos (SAT-CF-e)

El dispositivo SAT-CF-e es un módulo que comprende hardware y software. Este dispositivo genera y autentica los Cupones Electrónicos de Impuestos y los transfiere periódicamente, a través de la Internet, a la Secretaría de Hacienda.

El sistema permitirá a los consumidores encontrar sus documentos fiscales en línea en un plazo mucho más corto que el que actualmente se practica con el programa Nota Fiscal Paulista. También simplificará las obligaciones adicionales de los establecimientos minoristas, ya que no será necesaria la presentación del REDF (Electronic Tax Document Register).

Reemplazo de las ECFs

Todas las ECF deben ser reemplazadas por el SAT-CF-e después de cinco años de uso, como se establece en cada permiso de las ECF. Los usuarios también pueden reemplazar la máquina antes, sin embargo, este proceso debe hacerse con cuidado y requiere la atención de los dueños de negocios ya que esto implica mucho más que simplemente apagar un dispositivo y conectar otro. La migración implica un proceso burocrático que, si se pasa por alto, puede resultar en multas y otras sanciones.

La Secretaría de Hacienda del estado de São Paulo (SEFAZ) no permitirá a los usuarios realizar el mantenimiento de los dispositivos cuyo permiso haya expirado. Una vez desconectada la EFC, debe desactivarse en SEFAZ. Esto significa que la compañía está obligada a rescindir el permiso para dicho dispositivo, bajo pena de multas y evaluaciones. Ahora también hay problemas técnicos: a pesar de que las regulaciones estatales de São Paulo permiten el uso concomitante de ECF y SAT-CF-e, los sistemas de oficinas en algunas empresas puede que no sean capaces de recibir información de ambos sistemas simultáneamente. En estos casos, es aconsejable reemplazar todas las ECF tan pronto como expire la primera máquina. Una segunda opción es realizar un análisis de la infraestructura para asegurarse de que la red existente puede soportar ambos sistemas cuando se ejecutan simultáneamente.

Además, todos los nuevos establecimientos (los que iniciaron sus operaciones a partir de julio de 2015) deberían haber instalado ya el SAT-CF-e. Es crucial conocer los plazos y la validez de los dispositivos, ya que hay una serie de sanciones que pueden originarse a partir de ella -- incluyendo el cierre del negocio hasta que se compruebe el cumplimiento de la ley. Tenga en cuenta que la ECF expirada también puede generar una tasación de impuestos para la emisión ilegal de documentos fiscales. Estas evaluaciones, dependiendo del caso, pueden basarse en el tiempo de uso o el número de cupones fiscales emitidos.

Si necesita más información, póngase en contacto con nosotros directamente haciendo clic aquí.