Resumen sobre el ambiente fiscal de México

América Latina tiene la reputación de ser un lugar complejo para hacer negocios, y operar en México hace poco por cambiar esa imagen. El país, se encuentra entre los 10 más complejos a nivel mundial en el Índice de Complejidad Financiera 2018 de TMF Group.

El Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF) ha eliminado las diferencias entre sus Normas Locales de Información Financiera (NIF) y las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF); en este momento, las pequeñas empresas aún pueden usar NIF -y tiene un mandato de facturación electrónica que utiliza un formato de "facturación digital vía Internet" oficialmente aprobado. Pero ¿y cuando se trata de impuestos? Aquí una breve descripción del ambiente fiscal.

Por supuesto, si necesita más información, contacte al equipo de TMF Group en México.

Año fiscal

El año fiscal mexicano sigue el año calendario.

Impuesto c
orporativo

Todos los ingresos obtenidos por compañías residentes en México están sujetos a impuestos, independientemente de la fuente.

La tasa de impuesto corporativo en México es del 30%. Todas las empresas extranjeras establecidas en México enfrentan el mismo sistema tributario que las empresas nacionales, aunque existen algunas exenciones, y algunos estados ofrecen incentivos fiscales competitivos para atraer inversionistas extranjeros. Dicho esto, y en contraste con muchos países latinoamericanos, la mayoría de los impuestos en México se recaudan a nivel federal.

Las empresas también pueden estar sujetas a un impuesto a las ganancias de los empleados (10%).

IVA

Conocido como Impuesto al Valor Agregado, o IVA, la tasa estándar es del 16%. Hay una tasa del 0% aplicable a productos alimenticios, agua, suministros agrícolas, libros y revistas, mientras que los suministros exentos de IVA incluyen bienes inmuebles, terrenos, servicios financieros, seguros, exposiciones culturales y eventos.

Las declaraciones de IVA que detallan las actividades sujetas a impuestos deben enviarse electrónicamente cada mes antes del día 17 del mes siguiente al finalizar el período; cualquier impuesto adeudado debe pagarse antes de esta fecha también. Los créditos del IVA pueden renovarse, pero también pueden ser devueltos.

Impuestos salariales y Seguro Social

Cada estado en México requiere contribuciones específicas de los habitantes; la mayor contribución de este tipo es el impuesto a la propiedad. Algunos estados gravan los salarios de los empleados a un promedio de 2%, aunque en la Ciudad de México, los patronos deben pagar un impuesto del 3% sobre los salarios pagados a sus empleados cada mes.

Un patrono debe registrar a todos sus empleados en el Instituto Mexicano de Seguro Social, que proporciona beneficios relacionados con el trabajo, desempleo y discapacidad. Alrededor de un tercio de los pagos de los salarios de los empleados son retenidos por el patrono, el resto es pagado directamente por el patrono. Los patronos también deben emitir recibos fiscales digitales por los salarios pagados a cada empleado.

Ganancias de capital y bienes inmuebles

Hay tres tipos diferentes de impuestos a la propiedad en México. Cuando se cierra una venta, existe un impuesto a la adquisición (hasta el 5.9% en Ciudad de México) generalmente recaudado en nombre del municipio local. Luego está el "Predial", un impuesto anual sobre la propiedad adeudada al municipio en el que se encuentra la propiedad. Estos deben ser pagados en persona en la oficina municipal.

Finalmente, está el impuesto a las ganancias de capital, o ISR (Impuesto Sobre la Renta), que se pagará con la venta de la propiedad. Las ganancias de capital que surjan de la venta de activos fijos, acciones y bienes inmuebles se consideran ingresos normales y están sujetas a la tasa tributaria corporativa estándar.

Los no residentes que venden acciones de una empresa mexicana están sujetos a impuestos del 25% sobre los ingresos brutos o al 35% sobre los ingresos netos si el no residente tiene un representante en México (siempre que el no residente no esté ubicado en un impuesto amparado o beneficios de un régimen tributario preferencial). Los no residentes que obtienen ganancias en la venta de acciones que cotizan en la bolsa están sujetos a un impuesto de retención del 10% sobre la ganancia neta.

Proceso y cumplimiento

Cada año se realizan seis pagos de impuestos, que toman alrededor de 286 horas en total según las clasificaciones de Hacer Negocios del Banco Mundial. La participación total de los impuestos como porcentaje de las ganancias es del 52%, que es ligeramente superior al promedio de América Latina y el Caribe del 46.6%.

Los principios de FATCA han sido incorporados a las leyes locales en México, y el país también se ha suscrito a los principios del régimen de intercambio automático de información de cuenta financiera de la OCDE, o el Estándar Común de Reporte (CRS, por sus siglas en inglés). Esto tendrá un impacto en el cumplimiento financiero y tributario en el país.

La legislación fiscal en México es única en el sentido de que la documentación básica aceptada que respalda las transacciones es la factura emitida por el proveedor.

México tiene una regla de facturación electrónica que utiliza un formato oficial aprobado de "facturación digital vía Internet". Los bancos en México no devuelven cheques pagados y, para efectos de tributación, los cheques no se reconocen como apoyo válido para un gasto.

Desde enero del 2018, se deben emitir facturas electrónicas por cada ingreso parcial que se obtenga, especialmente en transacciones que se pagan en cuotas, además del comprobante electrónico digital emitido como apoyo inicial de dicha transacción. La fecha límite para emitir este recibo es 10 días después de la fecha de recibo o cobro parcial. También debe emitirse para transacciones en las que la venta es a crédito y se cobra en una sola transacción después de la fecha de venta.

También existe la expectativa de que las autoridades mexicanas continúen automatizando las herramientas de informes y auditoría, llevando a controles adicionales sobre la divulgación de información tributaria y financiera a través de documentos electrónicos, por lo que el cumplimiento debe ser monitoreado para mitigar los riesgos futuros.

TMF Group

Para obtener información más detallada sobre las implicaciones del ambiente tributario de México en su inversión, contacte a nuestros expertos locales.