Requisitos para hacer negocios en los EE.UU.

¿Tierra de oportunidades o desafíos? Como una de las economías más grandes, los Estados Unidos son un imán para las compañías extranjeras que buscan invertir más allá de las fronteras.

Con una población de alrededor de 327 millones de personas, ofrece un amplio mercado de consumo tanto para inversiones locales como extranjeros. La tasa de crecimiento anual del PBI de los Estados Unidos es del 2,6% y, con un PBI de alrededor de $19.39 trillones en 2017, representa el 30% de toda la actividad económica global.

No obstante, la extensión y la escala del país también pueden representar desafíos significativos para los incautos.

Con 50 estados diferentes, el sistema federal significa que los requisitos legales varían a lo largo de las fronteras estatales, por lo que mantener el cumplimiento puede resultar un verdadero obstáculo para las compañías que entran al mercado por primera vez.

Comprender los requisitos para hacer negocios en los EE.UU. es fundamental para una estrategia de expansión exitosa, Navegar la complejidad se facilita con la experiencia de un proveedor de servicios profesionales con buena reputación, como TMF Group, para poder confiar en el conocimiento local de los procesos de establecimiento de negocios, empleo, impuestos y requisitos legales.

Establecer una presencia

Se debe prestar especial atención al establecimiento de la entidad de negocios más adecuada. Cada estado tiene sus propias reglas para la creación de una entidad de negocios así también como requisitos anuales específicos para estas entidades a fin de mantener la buena reputación.

Las leyes de los EE.UU tratan a estas entidades de negocios como personales legales y, en caso de insolvencia, la entidad puede declararse en bancarrota sin poner en riego los activos personas de los propietarios.

Tipos de entidades

Corporaciones: muchas compañías extranjeras hacen negocios en los EE.UU. como corporaciones. Están organizadas bajo la ley estatal y cada estado tiene sus propias leyes. En los EE. UU, una corporación puede crearse bajo las leyes estatales y tener su lugar principal de negocios en otro estado. Tiene más sentido establecerse en el estado donde el negocio quiere ubicar sus operaciones. Se debe presentar un certificado de incorporación ante la Secretaria de Estado en el estado elegido. En la mayoría de los estados, los accionistas eligen directores que establecen políticas corporativas para los oficiales elegidos. Los directores de una corporación estadounidense pueden ser extranjeros y deben ser personas naturales y no compañías extranjeras. La estructura interna y estatuto de las corporaciones son similares a lo largo de las jurisdicciones pero pueden personalizarse para cumplir con necesidades particulares de las compañías.

La forma corporativa más común es la Corporación-C, que es gravada con el impuesto a la renta corporativa separada de los propietarios de la compañía. Ello significa que los beneficios se distribuyen como pagos a los propietarios y son doblemente gravados – primero a nivel corporativo y segundo, a nivel propietario. Esta doble imposición puede evitarse por las compañías estadunidenses al elegir ser tratadas como Corporaciones-S, que es una entidad “aprobada” para propósitos de impuestos federales. Una compañía extranjera, sin embargo, no puede elegir ser tratada como una Corporación-S.

Sucursal: una entidad financiera puede abrir una sucursal en EE.UU en lugar de conducir un negocio a través de una entidad estadounidense. Como representa una organización entera que opera en los EE.UU. y es responsable de los impuestos, no es una opción recomendable a menos que un abogado local lo recomiende.

Compañía de responsabilidad limitada: una “LLC” es dirigida por “miembros” que son dueños del negocio. Puede optar por ser gravada como una corporación o puede tener ingresos “aprobados” para miembros y ser gravada a nivel individual. La responsabilidad personal de los miembros es limitada a sus inversiones.

Sociedades: las compañías extranjeras pueden celebrar una sociedad mediante el acuerdo con otra entidad para hacer negocios juntas en los EE. UU. Se sugiere hacer un acuerdo por escrito, aunque no es vinculante, y puede formarse mediante un acuerdo oral o por conducta sin ninguna documentación o presentación ante el estado.

Se requiere que cada nueva compañía que opera en los EE.UU. obtenga un Número de Identificación de Empleado (EIN, en inglés) del Departamento de Ingresos Internos (Internal Revenue Service, en inglés). Ese número es necesario para presentar impuestos y como identificación corporativa.

Impuestos

Luego de treinta años, los Estados Unidos tiene una nueva legislación del impuesto sobre la renta. Con un sistema complejo de imposición a nivel federal, estatal y local, comprender las obligaciones de negocios puede ser abrumador para los principiantes en el sistema

La reciente promulgación de la reforma impositiva en EE.UU. hace que el país pase de tener un sistema “global” a uno territorial con exención del 100% del dividendo, con grandes implicancias para los negocios globales y las operaciones estadounidenses. Algunos cambios significativos incluyen:

  •  una tasa corporativa estadounidense nueva, reducida de forma permanente, del 35% al 21% para años impositivos que comiencen luego de 2017
  •  un impuesto de base de erosión y anti-abuso (BEAT, en inglés) que afecta a determinados pagos “extranjeros” mediante la imposición de una responsabilidad corporativa impositiva adicional
  •  limitaciones de deducción de gastos de interés
  • nueva regla de financiamiento “híbrida” que rechace deducciones para determinados intereses y regalías pagas a personas “extranjeras” relacionadas
  • venta de las reglas de interés de la sociedad que afecta a las ganancias o pérdidas del socio extranjero de la venta o intercambio del interés de una sociedad

Las corporaciones en los EE.UU. son susceptibles a los impuestos de ingresos federales en todos sus ingresos percibidos en cualquier lugar del mundo. Las compañías extranjeras que hacen negocios en los EE. UU. pueden experimentar “precios de transferencia” mediante los cuales una compañía extranjera puede cobrar a la subsidiaria en EE. UU altos precios por bienes y servicios. Ello puede ser investigado por el Departamento de Ingresos Internos, el cual puede aplicar multas significativas por incumplimiento. Es importante resaltar que los EE.UU. tiene varios tratados impositivos con otros países. Si el país de origen del inversor tiene un tratado impositivo con los EE. UU. se requerirá el apoyo de un experto.

Los individuos o entidades extranjeras  que lleven adelante negocios en los EE.UU. también están sujetos a la Ley de Inversión Extranjera en  Bienes Raíces (FIRPTA, en inglés). Esta ley aplica un impuesto a los bienes raíces en el país, a pesar de la residencia del contribuyente o la existencia de un “establecimiento permanente” en los EE.UU.

Requisitos legales

Algunas áreas legales, tales como la de patentes o derechos de autor, están regidas exclusivamente por la ley federal. Muchas otras leyes, como las que regulan las relaciones laborales y las transacciones de venta, están principalmente estipuladas por lo estados. Otras áreas están regidas tanto por las leyes federales como estatales. Al hacer negocios en los Estados Unidos, las compañías extranjeras deben comprender que están sujetas a estos sistemas legales paralelos que, a menudo, difieren entre estados.

Los contratos están regidos por la ley estatal. A menudo, si las partes realizan un acuerdo escrito, los tribunales interpretan ese acuerdo en base a las palabras escritas, la conducta de las partes, la costumbre de la industria y las leyes aplicables. No obstante, los 50 estados han adoptado algunas variaciones del Código Comercial Uniforme (UCC, en inglés), que generalmente aplica a cualquier contrato para la venta de bienes de más de $500. Al interpretar esos contratos, los tribunales revisan el UCC para abordar los temas que las partes no abordaron en el acuerdo.

Todos los contratos deben incluir una cláusula de “elección de ley” que establezca qué leyes estatales aplicar, con una cláusula de “elección de locación” que designe el estado en el que se podría realizar un juicio a fin de implementar el contrato. Las leyes de responsabilidad de producto son únicas en los EE. UU. y requieren interpretación de expertos. Los EE.UU. también cuentan con leyes sólidas de propiedad intelectual, patente de gobernabilidad, derecho de autor, marca registrada, y secreto comercial.

Employment law needs careful clarification. Foreign business coming to the US must comply with US law when hiring employees who will be working in the US. US laws distinguish between “employees” and “independent contractors.” Employees are subject to tax withholding requirements and protected by federal labour laws. Independent contractors, on the other hand, are not subject to tax withholding requirements and are not covered by many labour laws, such as federal minimum wage. Companies doing business in the US need to be aware of these distinctions and accurately classify workers.

Obtener financiamiento

Para una entidad extranjera, puede resultar difícil abrir una cuenta bancaria en los Estados Unidos sin tener presencia en el país. E incluso cuando una compañía extranjera creó una entidad estadounidense, no es casual que los bancos en el país estén más dispuestos a prestar dinero a compañías estadounidenses que a entidades extranjeras. No obstante, una vez que una compañía extranjera ha hecho negocios en los EE.UU. de forma exitosa por un tiempo prolongado, ese negocio, a menudo, aumenta el acceso a capital a través de bancos estadounidenses.

Inmigración

Todos los extranjeros que ingresen a los EE.UU. para trabajar deben obtener un permiso para hacerlo mediante una visa. Las leyes estadounidenses de visados son complicadas y estrictamente federales, emitidas por la embajada estadounidense o el consulado en el extranjero. Los estados individuales no regulan o proveen visas. Varios tipos de visas, incluyendo la mayoría de los tipos de visa de trabajo, requieren aprobación del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

Es importante para los extranjeros obtener el tipo de visa adecuado para su estadía en los EE.UU. Existen numerosas categorías de empleo para ser admitido en los EE.UU. y hay diferentes categorías para inversores, visitas de negocios, y para patrocinadores de empleo. Muchas entidades que llevan su negocio a los Estados Unidos buscan asesoría de un abogado local para asegurarse de la selección correcta de la categoría de visa y evitar errores en la aplicación. Es fundamental para los propietarios de negocios extranjeros y sus empleados que adhieran a los términos de su propia visa; la violación puede resultar en una deportación de los EE.UU. o un rechazo al reingreso al país.

TMF Group

TMF Group en los Estados Unidos, con oficinas en Miami, Nueva York y San Francisco, ayuda a las compañías a mantenerse en cumplimiento con las regulaciones y presentaciones locales, y tiene una trayectoria comprobada en asistir a negocios grandes y pequeños para establecerse, o invertir, en los Estados Unidos de forma rápida, segura y eficiente.

Contamos con expertos locales que brindan servicios de finanzas, contabilidad, secretariado corporativo, finanzas estructuradas, legal, recursos humanos y nómina a lo largo de 50 estados. Contáctenos para conversar sobre nuestro profundo conocimiento para ayudarlo a tener éxito en los Estados Unidos.