Los 10 principales desafíos de hacer negocios en Brasil

Aviso: La información contenida en este artículo era precisa al momento de publicación. Para obtener información más actualizada, póngase en contacto con nuestros expertos locales.

fruta local

Brasil ofrece una de las historias de crecimiento más emocionantes de la última década. La Copa Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos probablemente marquen al país en el mapa como un destino prominente para las inversiones globales. No obstante, la potencia latinoamericana es considerada uno de los lugares más desafiantes del mundo a la hora de hacer negocios, por lo que contar con expertos locales en el país mejorará los índices de éxito de su empresa en el exterior.

Las estimaciones recientes han sugerido que ser el anfitrión de la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos en Brasil significaría para la economía unos $3,5 mil millones y $5 mil millones, respectivamente. La confianza de los consumidores también está en un alza sin precedentes, con 40 millones de brasileños que escaparon de la pobreza durante los últimos diez años, empujando la brecha de la clase media en el país. Además, el sólido crecimiento de los fabricantes, una población joven y la abundancia de recursos lograron entusiasmar a los inversores internacionales sobre las posibilidades del país.

Otra razón para el entusiasmo respecto de la economía brasileña es que, luego de varios trimestres de niveles de crecimiento decepcionantes, existe un aire de optimismo sobre los futuros niveles de crecimiento. Si la economía mejora pronto, varios inversores globales lo considerarán un catalizador para el traslado de sus operaciones y así impulsar la inversión directa extranjera (IDE). Sin embargo, hacer negocios en Brasil resulta sumamente complicado y existen diversos factores que deben tener en cuenta las organizaciones antes de dar el salto.

País en vías de desarrollo
Aún se considera a Brasil un en país vías de desarrollo y, si bien a menudo se lo interpreta como un precursor de "altos niveles de crecimiento", también significa que aún no están desarrollados varios aspectos de la economía. La base de consumidores, el entorno reglamentario y la esfera de inversión no están tan maduros como en los países desarrollados, por lo que se deben tener en cuenta algunos detalles al respecto.

Burocracia
La reforma de las leyes y reglamentaciones para la apertura y administración de una empresa en Brasil no se ha adaptado al ritmo de crecimiento de la economía, por lo que presenta varios obstáculos para las corporaciones extranjeras.
Brasil se encuentra en el puesto 126 entre 183 países en el más reciente reporte global del Banco Mundial, el cual evalúa la facilidad para iniciar una empresa, tramitar los permisos de construcción, registrar propiedades y pagar impuestos. En promedio, se requieren 13 trámites y 119 días de trabajo para iniciar una empresa en Brasil; mientras los permisos de construcción demandan un promedio de 17 procedimientos y 469 días para finalmente conseguir la autorización.

Corrupción
Brasil se hizo conocido por los niveles de corrupción entre sus políticos y empresarios con altos cargos. No obstante, un estudio reciente de The Economist sugiere que el país finalmente está preparado para pulir su actuación, y se estima que en 2013 una mayor corrupción tendrá como resultado mayores penas privativas, por lo que habrá un efecto de debilitamiento.

Finanzas
El auge económico de Brasil ha impulsado el aumento de precios en el país y, desde la perspectiva financiera, hacer negocios no resulta tan poco costoso como podría pensar. La moneda ha llegado casi a la igualdad con las principales divisas de la región y las commodities se han disparado en precio. El mercado de valores del país está estancado en la rutina, lo que hace que las inversiones sean un poco más difíciles.

Impuestos
Los impuestos en Brasil pueden ser una bestia impredecible, con muchas de las empresas locales que ya tienen conflictos con las autoridades por grandes sumas de ingresos por impuestos. Un artículo reciente en The Economist destacó que "los conflictos por impuestos son tan brasileños como las bikinis estridentes o la samba", lo que resume muchos de los casos de alto perfil que actualmente pasan por el sistema legal.

Preferencia por las empresas locales
La economía diversa y variada de Brasil implica que muchas empresas que se trasladan al país eligen hacerlo en sociedad con las empresas locales. Esto hace que la transición sea menos problemática para los consumidores, mientras que, al mismo tiempo, le brinda a la empresa un conocimiento esencial sobre la economía local.

Infraestructura
El ex futbolista brasileño Pele recientemente lanzó un ataque a gran escala contra el gobierno por la falta de desarrollo en infraestructura que se ha producido hacia la Copa Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos 2016. Sin embargo, el gobierno ha tomado conciencia de la urgente necesidad de mejorar la infraestructura del país, por lo que llamó a licitación para las concesiones de rutas, ferrovías y aeropuertos, mientras reduce los impuestos sobre las transacciones financieras en varios proyectos importantes.

Tecnología
Durante su desarrollo, Brasil ha tenido dificultades debido a la falta de tecnología. No obstante, existen esfuerzos organizados para mejorar la infraestructura del país. De hecho, muchas compañías nuevas del rubro tecnología acapararon las noticias y las grandes corporaciones también demostraron un compromiso con la economía; Microsoft, por ejemplo, invertirá $100 millones en Río de Janeiro durante los próximos cuatro años.

Mano de obra local
Los sindicatos tienen una gran influencia en Brasil y, si bien sus logros hicieron posible un mercado laboral más desarrollado, las empresas deben estar al tanto de la forma en que operan. Es fácil convertirse en una presa de la legislación laboral de Brasil, que se encuentra dividida en 900 artículos y resulta difícil de consultar. La falta de cumplimiento puede implicar multas y una mala reputación.

Barreras para las exportaciones e importaciones
Las empresas a menudo pueden verse enfrentados con complicaciones al exportar o importar bienes. La mayoría de los bienes importados es retenida en el puerto durante algún tiempo mientras se realizan los procedimientos adecuados y el costo promedio por contenedor es bastante elevado. Se puede esperar un trato similar para las exportaciones, que necesitarán un promedio de 13 días para salir del territorio brasileño.

TMF Group
Contamos con el conocimiento local para ayudarle a atravesar estos campos minados. Ya sea que quiera establecerse en Brasil o solo desee optimizar sus operaciones brasileñas, comuníquese con nosotros.