Las compañías estadounidenses hacen negocios en Panamá

Panamá surgió como uno de los países líderes en hacer negocios en Centroamérica con muchas oportunidades, especialmente para los Estados Unidos. Su ubicación hace de Panamá uno de los países más conectados del mundo.

Panamá, alguna vez un importante centro de comercio marítimo, es ahora una de las principales jurisdicciones internacionales de servicios bancarios y profesionales.

Comenzar un negocio

Las compañías que buscan comenzar un negocio en Panamá deben elegir, en primer lugar, qué tipo de entidad quieren tener: una corporación, una “LLC” (compañía de responsabilidad limitada) o una sucursal. Todas estas entidades tienen las mismas obligaciones a nivel local, como con los impuestos. Esta decisión se basa en la preferencia de la compañía socia o planificación fiscal. A este punto, una compañía debe también decidir si será una compañía onshore u offshore. Para registrar una entidad, no es necesario un poder legal, lo cual hace que sea relativamente fácil. El proceso puede tomar entre 3-5 días hábiles pero abrir una sucursal puede tomar más tiempo dado que se necesita información de la compañía socia. Sin importar qué tipo de entidad se elija, el proceso de registro debe hacerse en persona en un registro local.

Una vez  que se crea una compañía onshore, se debe establecer dicha compañía ante la autoridad fiscal; requiere una licencia para operar. Ese trámite solo lleva un día. Una compañía offshore debe registrarse ante la autoridad fiscal pero con un proceso diferente.

Para las compañías que operen en Panamá, debe hacerse la solicitud de un registro municipal personalmente y puede llevar entre 1-2 días; posteriormente, se emitirá un número de identificación.

El próximo paso es completar el registro de seguridad social y presentarlo ante la autoridad local; el trámite puede llevar entre 2-3 días. No hay restricciones respecto de la nacionalidad para que una persona registre una compañía.

Contratar la fuerza laboral

Todos los empleados deben completar un contrato redactado en español que debe presentarse y aceptarse por el Ministerio de Trabajo. Todos los empleados deben ser remunerados al menos dos veces el mes con algunas variaciones basadas en la industria. Asimismo, el formulario debe especificar el lugar de trabajo físico del trabajador. Los trabajadores extranjeros deben tener una visa de trabajo y un permiso de trabajo emitido por el Ministerio de Trabajo. Existe un límite sobre la cantidad de personas que pueden ser extranjeras en una nómina con un 90% de panameños y un 10% de extranjeros.

Beneficios y bonos

Los trabajadores en Panamá reciben un bono salarial, también llamado decimotercer sueldo, que es un salario mensual dividido en tres y que se paga en abril, agosto y diciembre.

La contribución del empleador a la seguridad social es del 13.75% y existe una contribución por riesgo profesional para los trabajadores de compañías constructoras de un 5.67%. 

Cuando una compañía tiene cinco o más empleados, debe crear un fondo como indemnización y antigüedad que se pagará trimestralmente a una entidad autorizada con una tasa del 2.5% de los salarios de los trabajadores, como valor devengado de los beneficios del empleado.

Se otorgan 30 días de vacaciones a los empleados y pueden tomar 18 días de licencia por enfermedad por año, que puede acumularse hasta tres años.

Zonas económicas

Existen algunas zonas económicas especiales en Panamá ubicadas en diferentes ubicaciones estratégicas en el país. Las compañías pueden beneficiarse de impuestos y otros incentivos al establecerse en esas áreas. Dos ejemplos son la Zona Libre de Colón que está ubicada fuera de la ciudad y la Ciudad del Saber, que es un área específica para compañías tecnológicas y de gestión del conocimiento. Para este tipo de entidades, existen beneficios fiscales y de inmigración. La Sede Empresarial Multinacional (SEM) es otra opción para compañías multinacionales que quieran establecer su sede central en Panamá, donde recibirán beneficios impositivos.

Transparencia

Panamá solía permitir acciones al portador pero la legislación sufrió modificaciones recientemente que solo permite acciones nominales para combatir el lavado de dinero.

Actualmente, es difícil abrir una cuenta bancaria en Panamá mediante un proceso que lleva alrededor de dos meses. Los bancos solicitan detalles del Beneficiario Final y la declaración de toda persona con más del 10%-15% de acciones de la compañía. Asimismo, necesitan tener la designación de FATCA (Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras) o CRS (Estándar Común de Reporte) y conocer el tipo de entidad del negocio.

TMF Group en Panamá 

TMF Panamá ofrece grandes oportunidades para los inversores. No obstante, existen muchos desafíos para hacer negocios en el país. TMF Group cuenta con expertos locales en Panamá que pueden asistir a clientes locales e internacionales y brindar servicios financieros, legales, y de recursos humanos y nómina a lo largo del país, a fin de ayudarlo a tener éxito y mantenerse en cumplimiento en todos sus proyectos de negocios.

Pónganse en contacto con nosotros hoy para mayor información y conversar sobre sus necesidades con expertos locales.