Tres grandes riesgos mientras crece a nivel internacional

Si bien las empresas que se expanden a nuevos territorios a menudo se apresuran a racionalizar las operaciones, Emine Constantin explica por qué una estrategia y un ritmo constante son la clave del éxito.

Poner en funcionamiento una empresa desde cero en 20 países en dos meses es todo un desafío.

Una y otra vez, los ejecutivos subestiman las complejidades de las expansiones internacionales, tropezando a medida que se apresuran a lograr consistencia y estandarización desde el primer día. Pasar por alto una sola área de cumplimiento puede tener consecuencias devastadoras, que incluyen multas, suspensiones e incluso prohibiciones a largo plazo para hacer negocios.

A medida que el mundo comienza a renacer de la crisis del COVID-19, y las empresas reinician sus estrategias de expansión, tomar en cuenta estos factores es lo más importante. Ser minucioso desde el principio y adoptar un enfoque medido, en un plazo de seis meses a un año para poner todo en orden, dará sus frutos.

Errores comunes

Antes de la pandemia, TMF Group fue contactado para ayudar con la escisión de una gran compañía farmacéutica que estaba a punto de completarse. La nueva entidad ya había diseñado sus procesos operativos y estaba comprometida con un software de contabilidad determinado, con el objetivo de estar completamente en funcionamiento en un plazo de ocho semanas.

La compañía se extendió por América Latina, Europa y Asia. Fue la experiencia en el idioma local lo que los hizo acudir a TMF Group, ya que pensaron que el software haría la mayor parte del trabajo pesado por ellos. Sin embargo, cuando comenzamos a trabajar en los diferentes requisitos previos de cumplimiento de los países, quedó claro que el software elegido no estaba equipado para hacer frente a las complejidades.

El cliente tuvo que revisar el objetivo de comenzar a funcionar en un plazo de dos meses y priorizar la evaluación de los riesgos de incumplimiento y los costos potenciales.

La investigación de TMF Group muestra que el 83% de las jurisdicciones imponen multas significativas por incumplimiento; alrededor de un tercio podría forzar una suspensión a largo plazo de la actividad comercial o suspensiones de licencias; y una cuarta parte puede incluso evitar nuevos negocios. El daño a la reputación podría tener un efecto adverso a largo plazo en las ganancias.

La lección es: no se apresure a llegar a un acuerdo sin la suficiente debida diligencia.

Tres claves para alcanzar el éxito

Para mí, hay tres consideraciones clave: registros de impuestos, cumplimiento local y plazos.

Comprender los requisitos fiscales es primordial, pero, sorprendentemente, esto a menudo se pasa por alto o se considera de manera inadecuada. En muchas jurisdicciones, el registro de impuestos se ejecuta como un proceso separado y debe realizarse después de que se haya completado la constitución. En otras jurisdicciones, el IVA y otros tipos de registro de impuestos deben coincidir con la constitución de la empresa.

Cumplimiento local

En su apuro por ponerse en funcionamiento, algunas empresas suponen que los procesos estándar de su país de origen pueden replicarse en todo el mundo, pero a menudo este no es el caso.

Comprender lo que se debe hacer para cumplir con los requisitos locales y el tiempo que probablemente tomará influirá en muchas decisiones: desde la elección del software de contabilidad hasta el suministro de cualquier información adicional que las autoridades deseen.

El tiempo lo es todo

Los plazos oficiales para registrarse y presentar declaraciones de impuestos suelen ser estrictos. En más del 60% de las jurisdicciones, los plazos para las auditorías y presentaciones fiscales no se pueden posponer. Estos plazos rígidos resaltan la necesidad de una presencia local y una comprensión profunda de los requisitos oficiales.

Si bien la digitalización está transformando la presentación de informes en muchos países, haciendo que los procesos sean más fáciles, más eficientes y más transparentes, el cumplimiento puede requerir mucho esfuerzo, especialmente cuando los procesos se actualizan con frecuencia.

Los registros de impuestos, el cumplimiento local y los plazos subrayan la importancia de establecer meticulosamente todo lo que está en su lugar en el momento adecuado antes de continuar con las operaciones.

Con adquisiciones o escisiones, la presión para actuar desde el primer día puede ser aún mayor y recomendamos tomarse el tiempo para llegar a una etapa más estable antes de buscar la racionalización y consolidación operativas.

La pandemia del COVID-19 dejó intactos a pocos países del mundo y muchas empresas cambiaron irreversiblemente. A medida que resurge el crecimiento, también surgen nuevas oportunidades para expandirse a nivel internacional.

Elegir un socio como TMF Group puede eliminar el estrés de tener que proporcionar información que cumpla con los requisitos locales, y que se pueda convertir en informes globales para las reuniones de directorio.

TMF Group tiene un profundo conocimiento local y cuenta con expertos locales, lo que facilita el registro y el cumplimiento de impuestos, facilitando el camino hacia una expansión exitosa.

Riesgo de tropiezo

  • Registros fiscales

El incumplimiento podría resultar en multas significativas en el 85% de las jurisdicciones y la suspensión a largo plazo de la actividad en el 40%. En casi la mitad de las jurisdicciones, los directores de la empresa podrían enfrentar sentencias de prisión.

  • Cumplimiento local

En el 70% de las jurisdicciones, las autoridades locales prescriben el formato de los informes contables que pueden cambiar sin previo aviso. Una presencia local, el conocimiento local y las habilidades lingüísticas son esenciales para familiarizarse con los formatos de informes locales.

  • Líneas de tiempo

En más del 60% de las jurisdicciones, ni las auditorías fiscales ni las presentaciones pueden posponerse.

¿Quiere saber más sobre nuestros servicios y cómo podemos ayudar a su empresa? Contáctenos.