Ir al contenido
Head of ESG Administration Services
Publicado
27 mayo 2024
Tiempo de lectura
4 minutos

Presentación de informes de sostenibilidad: estrategias para superar desafíos clave

tmf group environmental sustainability reporting

Las nuevas y cambiantes normativas sobre informes de sostenibilidad están haciendo que las consideraciones ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en inglés) ocupen un lugar más destacado en la agenda de las empresas, y con razón – dar prioridad a las prácticas empresariales responsables puede lograr numerosos beneficios financieros y de reputación. Pero muchas organizaciones se enfrentan a los fundamentos de la elaboración de informes: desde la creación de un equipo calificado hasta la recopilación de datos fiables, los directivos del área ESG se enfrentan a un sinfín de retos. Los inversores, las partes interesadas y los reguladores exigen una mayor visibilidad operativa, por lo que los equipos directivos deben aplicar estrategias eficaces para hacer frente a estos desafíos.

Establecer las bases

Los informes ESG son un reflejo de la voluntad de una organización de construir un futuro mejor, pero traducir la visión en resultados tangibles requiere un enfoque sistemático y un compromiso firme con la transparencia y la rendición de cuentas.

Estos son los tres pasos clave que debe seguir para preparar el proceso de elaboración de informes ESG:

Paso 1: evaluar los requisitos normativos

La presentación obligatoria de informes se está convirtiendo rápidamente en la norma en múltiples jurisdicciones, pero antes de embarcarse en el proceso de presentación de informes, tendrá que comprender qué normativas son aplicables a su empresa. Evaluar los límites operativos y financieros de su organización le ayudará a identificar las normativas pertinentes y a garantizar su cumplimiento. Los requisitos de elaboración de informes pueden variar en función del marco; por ejemplo, la Directiva sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD), que rige la elaboración de informes ESG en Europa, establece plazos escalonados para la elaboración de informes por parte de las organizaciones, en función del tamaño, el número de empleados y el volumen de negocio. Otras jurisdicciones, como el Reino Unido, Singapur, Japón, Canadá y Brasil, han iniciado el proceso de adopción de las normas IFRS International Sustainability Standards Board (ISSB).

Paso 2: identificar las principales partes interesadas y las áreas de enfoque ESG

Las partes interesadas pueden ser tanto internas como externas y pueden incluir a inversores, empleados, clientes y proveedores. Una vez que haya clasificado y priorizado las principales partes interesadas, tendrá que llevar a cabo una evaluación de la materialidad. Esto implica colaborar con las partes interesadas para evaluar qué consideraciones ESG son importantes para ellas y, por extensión, para la organización en general. Una evaluación de materialidad le ayudará a delimitar el alcance de sus iniciativas de sostenibilidad para que pueda desplegar sus recursos con eficacia.

En Europa y China continental, las empresas están ahora obligadas a realizar evaluaciones de materialidad dobles (DMA) que analizan tanto la materialidad de impacto como la materialidad financiera. Una DMA abarca las perspectivas interna y externa de la empresa: la perspectiva interna se centra en las prácticas ESG que son importantes para las operaciones, la estrategia y las partes interesadas de la organización. Entre ellos se incluyen los riesgos operativos, la gestión de recursos, el bienestar de los empleados y la alineación con los valores y objetivos corporativos.

La perspectiva externa examina el impacto del entorno exterior en los resultados de sostenibilidad a largo plazo de la empresa. Puede incluir factores como las tendencias sociales, los cambios normativos y las reacciones de las partes interesadas.

Paso 3: designar responsables de los informes

A continuación, tendrá que designar a un responsable (o responsables) para que supervise el proceso de elaboración del informe, evalúe los avances y garantice la rendición de cuentas. Aunque no existe un enfoque único para la titularidad de los informes, los informes ESG suelen ser competencia del director financiero. Los directores financieros están especializados en planificación financiera, reducción de costos, gestión de riesgos y cumplimiento normativo, y son estas competencias vitales las que garantizarán el éxito de las iniciativas de sostenibilidad y la solidez de los informes ESG. En la práctica, sin embargo, y en las organizaciones que han alcanzado un alto nivel de madurez en el ámbito ESG, los CFO y los CSO compartirán a menudo la responsabilidad de compilar los informes ESG, siendo los CSO quienes asuman el liderazgo en la estrategia ESG, la gobernanza y la recopilación de datos.

Lidiar con las complejidades de la presentación de informes ESG

Es probable que a las organizaciones con políticas de sostenibilidad bien arraigadas les resulte más fácil lidiar con las complejidades de los informes ESG. Pero la mayoría de las empresas, independientemente de su tamaño o sector, se encontrarán con dificultades que pueden comprometer la integridad del informe. Las inexactitudes en los informes pueden dar lugar a multas, sanciones, responsabilidad legal y daños a la reputación, por lo que es imperativo que los equipos de sostenibilidad encuentren soluciones prácticas para superar los obstáculos en la presentación de informes.

Estos son algunos de los principales retos a los que se enfrentan las empresas en la elaboración de informes ESG:

Encontrar recursos calificados

La escasez de recursos calificados es uno de los desafíos más importantes a los que se enfrentan las organizaciones en el camino hacia la sostenibilidad. Mientras que hay millones de empleados dedicados a la elaboración de informes financieros, los profesionales calificados en materia de información ESG se cuentan por miles. Este déficit de talento está suponiendo un obstáculo para las organizaciones, que luchan por adaptarse a unos requisitos normativos en constante cambio.

A los líderes ejecutivos responsables de encabezar los esfuerzos en materia de ESG, como los directores financieros y los directores de sistemas de información, en particular, a menudo se les exige que desarrollen sus “habilidades verdes”» a través de programas de formación y certificaciones. Si bien esto puede ayudar a corto plazo, el dinámico panorama ESG seguirá evolucionando, dejando a los líderes ESG con la desalentadora tarea de mantenerse al día con los cambios regulatorios mientras hacen malabares con el despliegue de estrategias, la recopilación de datos y el seguimiento de KPI.

Las empresas tendrán que invertir en iniciativas de formación y desarrollo para capacitar a sus equipos de sostenibilidad para impulsar la agenda ESG de la organización. Las grandes empresas también tendrán que asegurarse de que sus equipos no financieros sean del tamaño aproximado de sus equipos financieros para poder hacer realidad sus ambiciones ESG. Las empresas más pequeñas con recursos y presupuestos limitados pueden tener que asociarse con proveedores de servicios externos para establecer un programa de información ESG.

Integrar múltiples perspectivas de las partes interesadas

Las organizaciones deben garantizar que las estrategias de sostenibilidad reflejen los diversos intereses y preocupaciones de las partes interesadas internas y externas, desde los empleados hasta los proveedores. El reto consiste en armonizar las perspectivas de las partes interesadas con los objetivos organizativos; las organizaciones deben equilibrar hábilmente las expectativas con la viabilidad operativa y la rentabilidad. Comunicar el estado de los proyectos ESG y solicitar información periódica es fundamental para garantizar que las partes interesadas sigan implicadas, comprometidas y representadas.

Superar los obstáculos de la recolección de datos

En la actualidad, las empresas están obligadas a informar sobre un amplio espectro de cuestiones ESG, cada una de las cuales requiere diferentes tipos y fuentes de datos; las Normas Europeas para la Elaboración de Informes de Sostenibilidad (NERS), por ejemplo, enumeran más de 1.000 puntos de datos individuales. La recopilación de datos de las partes interesadas, tanto internas como externas, es una tarea compleja y lenta que a menudo se ve obstaculizada por los silos de datos y la ineficaz comunicación interfuncional.

Para agilizar el proceso, las organizaciones deben establecer procedimientos eficaces de recopilación de datos y educar a las partes interesadas. Las partes interesadas deben comprender cuáles son los objetivos del programa ESG y cómo deben recopilar y presentar los datos. La precisión es clave: los datos incompletos o inexactos pueden dar lugar a un “lavado verde involuntario”, que se produce cuando las empresas (sin saberlo) presentan datos incorrectos que aparentemente respaldan sus objetivos de sostenibilidad. El lavado verde involuntario puede socavar la confianza del consumidor, por lo que es primordial implantar procesos eficientes de recopilación de datos.

Medir el éxito

Medir y verificar el éxito de las iniciativas ESG es otro desafío común de la información, que se ve agravado por la falta de métricas normalizadas y puntos de referencia del sector. Los proyectos sociales y de gobernanza, en particular, son difíciles de cuantificar y los resultados pueden ser objeto de interpretación. Para combatir esta situación, las empresas deben establecer indicadores de éxito claros y mensurables y contratar a terceros verificadores que garanticen su exactitud y fiabilidad.

Subcontratar informes ESG: una prioridad estratégica para los líderes empresariales

Dada la complejidad y las posibles dificultades de los informes de sostenibilidad, muchas empresas están optando por tercerizar la elaboración de informes ESG a proveedores de servicios externos. Una de las principales ventajas de este enfoque es que los proveedores de servicios externos pueden asumir la carga administrativa de la elaboración de informes, lo que da a la función interna de ESG la libertad de centrarse en la creación de valor a largo plazo para las partes interesadas.

Otras ventajas de la subcontratación de los informes ESG son las siguientes:

Conocimientos especializados – Los proveedores de servicios se mantienen al día de los cambios constantes en la normativa sobre presentación de informes y cuentan con los conocimientos especializados necesarios para elaborar informes ESG precisos y fiables basados en las mejores prácticas.

Estabilidad y continuidad – La pérdida de experiencia y las interrupciones operativas son algunos de los riesgos asociados al mantenimiento de un equipo interno de elaboración de informes. Los proveedores de servicios externos cuentan con los mecanismos adecuados para garantizar la estabilidad, la continuidad y la transferencia de conocimientos sin problemas.

Calidad y eficiencia – Los proveedores de servicios incorporan procesos y controles para recopilar y analizar datos con el fin de garantizar un proceso de elaboración de informes fluido y eficaz.

Reducción del riesgo – La externalización de los informes ESG reduce el riesgo de errores de divulgación que pueden derivarse de cálculos o interpretaciones erróneos.

Tecnología – Los proveedores de servicios ESG tienen acceso a tecnologías de primera línea que pueden agilizar el proceso de información y garantizar una mayor visibilidad y precisión de los informes.

En el competitivo panorama empresarial actual, los informes de sostenibilidad están demostrando ser un elemento diferenciador clave. Una información ESG eficaz puede generar un mayor valor empresarial, pero un solo paso en falso puede dañar la reputación y las finanzas de la empresa. Al tercerizar el proceso de elaboración de informes, las organizaciones pueden reducir el riesgo y el esfuerzo administrativo, y centrarse en la creación de organizaciones sostenibles que mejoren la calidad de vida de las personas, protejan el planeta y maximicen los beneficios.

Contáctenos

La sostenibilidad se ha convertido en una cuestión imperativa y estratégica para las organizaciones con visión de futuro. Pero lidiar con el complejo mundo de los informes ESG puede ser todo un desafío.

Los nuevos servicios de administración ESG de TMF Group le ayudarán a mantenerse al día con los requisitos de información ESG y a cumplir con la normativa en un panorama empresarial que cambia rápidamente.

Nuestros expertos pueden ayudarle a:

  • Identificar ineficiencias y agilizar el proceso de elaboración de informes
  • Crear sistemas de información rentables y que cumplan las normas
  • Mantenerse al día de los cambios y actualizaciones normativas esenciales
  • Aumentar la flexibilidad identificando y mitigando los riesgos ESG

Aumente la confianza de las partes interesadas con informes ESG precisos y confiables: descubra cómo podemos ayudarle en su proceso de elaboración de informes ESG.

Luz Station, São Paulo
ESG
ESG: tres criterios, pero un único problema

La aparición en los últimos años de los criterios ESG (medio ambiente, responsabilidad social y gobierno corporativo) como motor de los negocios y las finanzas ha creado nuevas exigencias tanto para las empresas como para los inversores y los reguladores. Las normativas, en constante evolución, plantean importantes desafíos a los patrocinadores de proyectos, como parte de su gestión diaria. A menudo, la respuesta ha sido añadir recursos y habilidades, desarrollar nuevas fuentes de experiencia y crear departamentos que puedan responder a los nuevos requisitos.

Explorar tema


Expanda su negocio de manera eficiente a nivel internacional

Contáctenos para saber cómo podemos ayudar a su organización a crecer en un mundo complejo.

Contáctenos Contáctenos