¿Dónde debe establecer su entidad en la UE?

Establecer una entidad en otro país es la primera acción que realizan las compañías para prepararse ante el Brexit. Descubra si estas jurisdicciones europeas clave son adecuadas para sus operaciones.

De acuerdo al último informe* de TMF Group, una abrumadora mayoría de compañías internacionales aun no finalizó su plan de respuesta ante el Brexit. No obstante, la primera acción que están realizando las compañías proactivas para prepararse para el acuerdo final de divorcio del Reino Unido con la Unión Europea es el de establecer entidades en otros países.

Se trata de una jugada de sentido común que resguardará sus operaciones de cualquier disrupción en los “negocios habituales”. En base a ello, ¿qué jurisdicción europea elegiría y por qué? A continuación, compartimos algunas locaciones clave para considerar.

Si necesita apoyo con el establecimiento de una entidad dentro o fuera de Europa, contáctenos o escuche nuestro seminario en línea** con Brexit Partners para conocer más.

1. Irlanda

Considerado por mucho tiempo como la puerta de entrada al mercado europeo y a sus más de 500 millones de personas, Irlanda tiene una tasa impositiva corporativa baja (12.5 %) y una economía en crecimiento. El país es uno de los favoritos de las compañías globales para instalar sus sedes centrales (Apple, Google, Facebook, LinkedIn, entre otras). Cuenta con el régimen menos complejo entre 80 países en relación al cumplimiento corporativo. Los requisitos regulatorios para comenzar un negocio son simples; registrar una compañía puede tomar solo una semana.

De acuerdo al Banco Mundial, las compañías tardan, en promedio, 82 horas al año para preparar, presentar y pagar impuestos. Eso significa casi la mitad de tiempo que lleva hacerlo en otros países con altos ingresos.

Beneficios clave

  • Fuerza de trabajo calificada y población más joven de Europa de menos de 35 años.
  • Luego del Brexit, será el único miembro de la Eurozona de habla inglesa.
  • Lugar del mundo más fácil para hacer negocios en términos de cumplimiento corporativo.
  • 12.5 % de tasa impositiva corporativa.
  • Acuerdos de doble imposición tributaria y créditos tributarios R&D.

2. Países Bajos 

Los Países Bajos presumen de un clima fiscal competitivo para las compañías que tengan una presencia real y un ambiente de negocios amigable. Su ubicación central permite un fácil acceso a los mercados a través de Europa. El país cuenta con una infraestructura en transporte muy avanzada, incluyendo el aeropuerto Schiphol en Ámsterdam y el puerto de Rotterdam, que es el más grande de Europa y tendrá un rol clave luego del Brexit.

La entidad legal para compañías en los Países Bajos utilizada con más frecuencia es la ‘B.V.’ holandesa. Todas las entidades legales extranjeras, con excepción de las compañías unipersonales, son reconocidas. La constitución legal es rápida y toma aproximadamente una semana. Las tasas tributarias corporativas en los Países Bajos son del 20 % para montos gravables menores a los €200,000 y del 25 % para montos superiores a esa cifra. Durante los próximos años, la tasa tributaria corporativa se reducirá de forma gradual. Algunas entidades legales, tales como las instituciones de inversión tributaria, no pagan impuestos corporativos. Otras pueden estar exentas si realizan inversiones colectivas del impuesto corporativo. Una tasa reducida está disponible para actividades de negocios cubiertas por el “sistema de innovación”

Beneficios clave

  • Puerta de entrada a Europa.
  • Clima de inversión estable.
  • Fuerza de trabajo altamente calificada y multilingüe.
  • Amplia red de tratados tributarios.
  • Incentivos por innovación (régimen de sistema de innovación).
  • Seguridad anticipada (reglamentación) en implicancias de derecho tributario holandés.

3. Luxemburgo

Luxemburgo es conocido por su excelente infraestructura, su ambiente tributario favorable y su política económica que alienta a las compañías internacionales. Como los Países bajos, este país se encuentra ubicado en el corazón de Europa y permite el libre transporte de bienes, servicios y flujo de personas. Su administración pública es flexible y receptiva. Su tasa tributaria corporativa depende de niveles de ingresos gravables pero, en general, la tasa del impuesto a la renta corporativa es del 18 % más un 7 % de recargo por desempleo. Los tipos de compañías más comunes en Luxemburgo son la Compañía de Responsabilidad Limitada y la Sociedad Anónima. El capital mínimo requerido es la diferencia clave entre las dos, y las sociedades Anónimas están obligadas a nombrar un auditor.

No hay una mejor opción que Luxemburgo para establecer un fondo de inversión, El país es un gran centro para establecer fondos de Capital Privado y Bienes Raíces (PERE, en inglés), donde la estrategia no es local sino que va más allá de las fronteras, dentro y fuera de Europa. La flexibilidad de los vehículos disponibles con sus diferentes formas legales es una atracción clave.

Beneficios clave:

  • fuerza de trabajo altamente calificada y multilingüe
  • ubicación en Europa central
  • estabilidad económica y política
  • amplia red de tratados de doble tributación 
  • 18 % de tasa tributaria corporativa
  • incentivos impositivos para compañías extranjeras.

4. Malta

Un centro de negocios, principalmente, de países europeos y norafricanos, las compañías constituidas que buscan un nuevo domicilio en la UE pueden establecerse en Malta sin la necesidad de liquidar su negocio actual. Esta pequeña isla en el Mediterráneo central es particularmente atractiva debido a su régimen tributario favorable para compañías. La exención por doble imposición tributaria está disponible a través del uso total del sistema de imputación del impuesto corporativo de Malta.

La tasa al impuesto corporativo en Malta es del 35 %, cobrable en la ganancia neta de una compañía maltesa. No obstante, un número de beneficios impositivos permitidos pueden bajar una exposición tributaria total a 0 – 10 %.

Beneficios clave

  • Fuerza de trabajo de habla inglesa.
  • Única jurisdicción en la UE que puede aplicar una imputación fiscal total.
  • Tratados de doble imposición tributaria con más de 70 países.
  • Adopta la Directiva Matriz-Filial.
  • Ganancias de capital e Impuesto al Sello en documentos derivados de no residentes respecto de transferencias de acciones y aumentos de capital social no están sujetos a impuestos en Malta, si los activos de la compañía no incluyen propiedad inamovible ubicada en Malta.
  • Sin retención impositiva sobre el pago de dividendos, intereses o regalías.
  • Sin legislación corporativa extranjera controlada o transferencia de reglas de precios.
  • Sin reglas de capitalización poco consistentes.
  • Sin impuestos de salida, impuestos sobre el patrimonio, impuesto basado en la nómina o impuesto comercial.
  • Las compañías pueden optar por aplicar las Reglas de Deducción de Interés calculadas sobre la porción de Capital de Riesgo.
  • Se puede formar una compañía maltesa con un capital social mínimo de €1,165.

5. Jersey

Jersey es una dependencia auto-gobernada perteneciente a la Corona inglesa, con su propio gobierno y sistemas legales e impositivos. La isla tiene una relación especial con la UE a través del Reino Unido, que es responsable de representar sus intereses en las negociaciones del Brexit. Jersey se prepara para el Brexit y tiene la intención de continuar el comercio y mantener las reglas de la UE que adopta actualmente para los servicios legales y financieros. 

Jersey es un centro de finanzas internacional líder a nivel global que emplea un cuarto de la fuerza laboral local y se caracteriza por su independencia, estabilidad y neutralidad impositiva. Cuenta con un sistema legal sólido y estándares regulatorios altos. Es un centro clave para los servicios corporativos y fiduciarios.

La tasa estándar del impuesto corporativo en Jersey es del 0 %. No obstante, existen excepciones para las compañías de servicios financieros gravadas con un 10 % y para las compañías de utilidades, con un 20 %.

Beneficios clave

  • Industria financiera desarrollada.
  • Altos estándares regulatorios.
  • Fuerza laboral altamente capacitada.
  • Ubicación atractiva para hacer negocios tanto con la UE como con el Reino Unido.
  • Régimen tributario favorable – 0 % de tasa del impuesto a la renta corporativa.
  • Sin compras, ganancias de capital o impuesto a la transferencia de capital.

Contáctenos

Mantenerse a la delantera con su plan de contingencia del Brexit, le permite salvaguardarse contra disrupciones operacionales y estar mejor posicionado ante nuevas oportunidades de negocios. Nuestros expertos en expansión internacional seleccionan, establecen y operan en nuevos países, ya sea en el Reino Unido, a través de los 27 países miembro de la UE o en otra locación. Contáctenos hoy.

Regístrese a nuestro seminario en línea a realizarse el 28 de noviembre* junto a Brexit Partners para conocer cómo deben prepararse las compañías ante el Brexit.

Descargue su reporte gratuito sobre el Brexit aquí.

*El reporte está disponible en inglés.

**El seminario en línea está disponible en inglés.