Encontrar valor en la inversión ESG

La inversión ESG (Medio Ambiente, Impacto Social y Gobernanza) continúa ganando impulso e importancia entre los inversores institucionales globales, ya que cada vez más buscan comparar no solo el rendimiento de los fondos de sus carteras sino el impacto que tienen en el mundo.

Los fondos mutuos y los ETF (fondos cotizados en Bolsa) con un enfoque en la sostenibilidad atrajeron USD 20, 6 mil millones en ingresos netos en 2019, cuatro veces más que los USD 5,5 mil millones recaudados en 2018, según Morningstar. Sin embargo, dentro de los mercados privados, todavía hay un camino por recorrer con solo un tercio estimado de las empresas de capital privado suscritas a los Principios para la Inversión Responsable (PRI) de la ONU.

Una encuesta reciente realizada por Aberdeen Standard Investments descubrió que América del Norte sigue rezagada con respecto a Europa y Asia-Pacífico. Merrick McKay, jefe de capital privado europeo de ASI, explicó: "La tendencia general sugiere que las firmas de capital privado consideran al criterio ESG como una cuestión cada vez más importante, con empresas con sede en Europa que están a la vanguardia". Y añadió: "Somos optimistas al observar los resultados de las empresas con sede en Asia-Pacífico, con algunos encuestados que han implementado iniciativas en el último año para mejorar el rendimiento de ESG".

Con el CEO de BlackRock, Larry Fink, sugiriendo que el cambio climático se ha convertido en un "factor definitorio en las perspectivas a largo plazo de las empresas", es probable que la inversión ESG se convierta en una mega tendencia en los mercados privados durante la próxima década, a medida que los participantes del mercado privado adopten métricas de ESG en sus estrategias de inversión.

Hay tres razones clave para explicar esta tendencia de crecimiento de los criterios de ESG.

1. Expectativas de los inversores

Los agentes son cada vez más exigentes y quieren ver evidencia de las políticas ESG y cómo se están implementando. Tener una política vigente no debe ser visto por los administradores como un simple ejercicio de verificación; los inversores quieren comprender cómo están incorporando las métricas de ESG en la evaluación del rendimiento de la empresa de cartera, el nivel de compromiso que tienen con los equipos de gestión en cuestiones de ESG, etc.

Los administradores que pueden demostrar un compromiso con ESG están comenzando a ser vistos de manera más favorable por los inversores, y esto está ayudando a mejorar su perfil de recaudación de fondos en el escenario global.

Pero como menciona la encuesta de ASI, sigue habiendo diferencias regionales con respecto a la adopción del administrador.

"Diría que el Reino Unido y Europa están quizás un poco por delante en términos de que los admiistradores de activos adopten factores ESG en sus estrategias de inversión, en comparación con lo que sucede aquí, en Asia", comenta Seamus Fox, Director Comercial en TMF Hong Kong.

"Sin embargo, cada vez más administradores con sede en Asia-Pacífico están tomando en cuenta los problemas de ESG porque hay una mayor presión, especialmente de los inversores que son más conscientes socialmente y están involucrados en el espacio activista".

Asimismo, menciona que el este de Asia probablemente sea un poco lento cuando se trata de la adopción de ESG, "pero cuando se observa a Hong Kong y China, algunos de los administradores de activos más grandes están estableciendo sus propios KPI y ejecutando estrategias de ESG más específicas. Varios administradores de activos chinos se han convertido en signatarios de los PRI de la ONU”.

Según el sitio web de los Principios para la Inversión Responsable de la ONU, más de la mitad de los diez principales administradores de fondos mutuos chinos se han convertido en signatarios del PRI y el interés se ha extendido recientemente al capital privado y el área de administración de activos de los bancos.

En septiembre de 2019, la aseguradora china China Ping An se convirtió en el primer signatario propietario de activos, que el PRI de la ONU aclamó como un "cambio significativo en el panorama ESG dentro y fuera de China". Continuó explicando que hasta ese momento, gran parte de la demanda de integración de ESG en China provenía de inversores internacionales, "junto con el impulso político de China hacia un desarrollo sostenible y de alta calidad".

"Hace poco conversé con un gran inversor y están implementando medidas para garantizar que un porcentaje de la asignación general de su cartera se destine a inversiones de impacto", explica Fox. “La razón es que tienen sus propios inversores finales, y si están impulsando la agenda sobre activismo social y finanzas sostenibles, tienen que responder en términos de los tipos de inversiones en las que invierten. Los inversores quieren saber exactamente cómo se administra su dinero”.

“Para los administradores de fondos de Asia, el valor de hacerlo bien es que abren más puertas para la recaudación de fondos, en comparación con aquellos que no tienen los criterios ESG como parte de su estrategia. Los administradores que tienen un historial comprobado en una gobernanza corporativa sólida son bien percibidos en el mercado".

Todavía queda trabajo por hacer con respecto a cómo los administradores de Asia pueden pensar en implementar las mejores prácticas de sus pares en Europa. Es más una cuestión de orientación que otra cosa.

“Como TMF Group tiene una gran presencia global, podemos guiar a los clientes no solo en relación a los desarrollos que vemos en Asia sino también los que vemos en América del Norte y Europa. En ciertas jurisdicciones donde no hay mucha orientación, tratamos de compartir con los clientes lo que están haciendo sus pares en otras partes del mundo", dice Fox. Confirma que los administradores de la región están comenzando a lanzar notablemente más fondos dedicados a ESG, así como a los administradores que adaptan los productos de fondos existentes para mejorar sus referencias de ESG.“La única forma en que se puede ver que estás promoviendo los problemas de ESG es mediante la ejecución de productos de fondos específicos de ESG. Algunos administradores están creando fondos de inversión de impacto y ciertamente es algo de lo que estamos viendo mucho más, especialmente para aquellos administradores de Asia que desean expandirse a Europa”, confirma Fox.

2. Regulación

El 10 de marzo de 2021, los administradores de activos deberán cumplir con el Reglamento sobre la Divulgación de Información de la UE, que es parte del compromiso a largo plazo de Europa para cumplir con sus objetivos de cambio climático y fomentar el crecimiento de las finanzas sostenibles. El propósito del Reglamento es brindar una mayor transparencia sobre cómo los administradores de activos europeos integran los riesgos de sostenibilidad en sus procesos de inversión y transmiten esos riesgos a sus inversores finales.

Se espera que el Reino Unido adopte estos nuevos requisitos de divulgación a pesar de que el período de transición finalizará en diciembre de 2020, y el país ya no estará vinculado a las normas de la UE. También se está comprometiendo a mejorar la transparencia y la presentación de informes de ESG, ya que el año pasado presentó la Estrategia de Finanzas Verdes, que espera que todas las empresas que cotizan en bolsa y los grandes propietarios de activos divulguen información de acuerdo con las recomendaciones del Grupo de Trabajo de la Junta de Estabilidad Financiera sobre Divulgaciones financieras relacionadas con el Clima (TCFD) para 2022.

En Asia, Hong Kong ha tomado una postura proactiva. Su regulador financiero, la Bolsa de Hong Kong (HKEX), actuó rápidamente para endurecer las regulaciones ESG y está listo para presentar nuevos requisitos obligatorios de divulgación a partir del 1 de julio de 2020.

Bajo estas nuevas reglas, las empresas deberán proporcionar una declaración de la junta que establezca su consideración de los asuntos ESG; la divulgación de problemas importantes relacionados con el clima que han impactado y pueden afectar al emisor; la obligación de divulgación de cumplir o explicar los indicadores clave de rendimiento ESG, y los informes ESG publicados dentro de los cinco meses posteriores al cierre del ejercicio financiero.

“Hong Kong busca alinearse con los requisitos globales de ESG. La Bolsa de Hong Kong ha cambiado sus reglas y las ha hecho mucho más estrictas y también está alentando a las juntas directivas a asumir también la responsabilidad de informar. La orientación que se ofrece a los administradores de Hong Kong está ampliamente alineada con los Principios de Inversión Responsable y eso es lo que las personas buscan seguir más de cerca”, dice Fox.

Para los participantes del mercado privado global, este cambiante entorno regulatorio los empuja a pensar en los factores ESG más que nunca.

3. Rendimiento

Un tercer factor clave para el crecimiento en la adopción de ESG entre los administradores de fondos del mercado privado es el valor asociado con el rendimiento. Cada vez más, hay evidencia de que la inversión sostenible en empresas con credenciales altas de ESG no solo permite a los administradores demostrar su compromiso de tener un impacto positivo, sino que también conduce a mejores retornos financieros. Los inversores no quieren asignar capital y no disfrutar de un buen rendimiento; lo quieren en conjunto con un impacto real que pueda ser monitoreado, comparado y cuantificado por el administrador.

Según la Encuesta Anual de Inversores de Impacto 2018 de Global Impact Investing Network, los activos totales administrados en fondos de inversión de impacto social (SII) fueron de USD 228,1 mil millones, de los cuales el 56% se asignó a mercados emergentes.

El último informe de Morningstar denominado «¿Cómo se mide el rendimiento de los fondos sostenibles europeos?», menciona que un organismo de investigación muestra que la inversión sostenible tiene un efecto positivo en el rendimiento de la inversión.

Eso está bien en los mercados públicos, pero medir el rendimiento de los productos de fondos sostenibles sigue siendo un desafío en los mercados privados porque los datos están fragmentados y todavía no existe un marco de informes estandarizado para que los propietarios de activos puedan aprovechar.

Como tal, el análisis de rendimiento sigue siendo un desafío para los inversores que desean evitar invertir con administradores con malas prácticas de “greenwashing”, (productos sostenibles que no lo son), que comercializan sus fondos de una manera que defienda los criterios ESG, en principio, pero que hace poco para mejorar ESG en el nivel de activos individual.

Curiosamente, todo el debate sobre el rendimiento se ha enfocado en los últimos meses en respuesta a la pandemia global causada por el COVID-19.

Según los datos de Refinitiv, las empresas en el índice FTSE UK 100 ESG Select, que comprende las 100 principales empresas cotizadas en el Reino Unido con buenas prácticas de ESG, superaron al FTSE 100, ya que la venta masiva del mercado comenzó el 21 de febrero.

"En Asia, diría que todavía es una industria impulsada por alfa", dice Fox. “El rendimiento siempre ha estado en la mente de las personas y si pueden acceder a fondos de buen rendimiento con un componente ESG claro para la estrategia, esa es una situación en la que todos ganan. Hay fondos de impacto que están menos impulsados por alfa y sacrificarán alfa para lograr sus objetivos ESG, pero para los administradores de fondos más grandes, la generación alfa sigue siendo un factor crucial”.

Al invertir en industrias de alto crecimiento como el procesamiento y reciclaje de alimentos, o energía renovable, los administradores de fondos privados pueden construir a largo plazo y mejorar los múltiplos de valoración. Se trata de ofrecer una tasa interna de retorno fuerte, a nivel del fondo, en lugar de hacerlo con fines altruistas.

De cara al futuro, es probable que el impacto generado por el COVID-19 en la forma en que pensamos sobre el medio ambiente, en términos de viajes internacionales y reducción de emisiones de carbono, acelerará la inversión en ESG incluso más rápido que antes.

“El COVID-19 podría afectar la inversión en infraestructura y acelerar el impulso hacia autos eléctricos y autopistas eléctricas, lo que a su vez reducirá las emisiones de carbono y mejorará la calidad del aire en las ciudades asiáticas. La gente no se da cuenta de cuán grave es el problema hasta que desaparece, y eso es algo que la gente ha notado en los últimos meses", concluye Fox.

Contáctenos para obtener más información sobre los servicios de fondos globales de TMF Group.

Este artículo fue originalmente publicado por Private Equity Wire