Principales retos de hacer negocios en Brasil

Brasil ha avanzado mucho desde que, hace una década, fue nombrado "BRIC", una de las mejores economías emergentes del mundo. La potencia de América Latina ha sido una de las historias de crecimiento más interesantes de los últimos tiempos.

Relevo de responsabilidad: este artículo era preciso en el momento de la publicación. Para obtener la información más actualizada, contacte a nuestros expertos locales.

Aerial panorama and Sugar Loaf Mountain, Rio De Janeiro, Brazil

Muchas empresas extranjeras llegaron a hacer negocios en Brasil, impulsadas por el auge de las materias primas y el aumento del consumo familiar. Ser anfitrión de la Copa Mundial de fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016) tampoco perjudicó el atractivo de Brasil.

 ... Pero eso fue entonces. El apoyo del gobierno puede haber sacado a más de 30 millones de personas de la pobreza en ese momento, pero los eventos deportivos generaron controversia, especialmente en torno a cuánto costó realmente. Los déficits presupuestarios del gobierno representan hasta el 10% de la producción económica, frente a alrededor del 3% en el 2013. Eso, a su vez, repercute en hacer negocios en Brasil. 

Pero no todo es malo. La confianza de los consumidores de Brasil está aumentando, los hogares están más optimistas en cuanto a la inflación, el desempleo, los ingresos personales, su propia situación financiera y la deuda. Y, después de la acusación contra la entonces presidente Dilma Rousseff en agosto de 2016, el presidente Michel Temer del Partido del Movimiento Democrático Brasileño se propuso reestructurar la economía. Su gobierno ha solicitado formalmente la membresía de la OCDE. 

Después de casi tres años de recesión económica, la economía brasileña ahora se dirige lentamente hacia su recuperación. Las predicciones del FMI hicieron que la economía de Brasil creciera un 0.5% en el 2017, y las tasas de interés están disminuyendo. 

¿Durará el aire de optimismo? La economía está en constante evolución, hacer negocios en Brasil sigue siendo notoriamente complicado. De hecho, Brasil fue nombrada la segunda jurisdicción más compleja para contabilidad e impuestos en el Índice de Complejidad Financiera 2017 de TMF Group. Esto es lo que debe considerar antes de hacer negocios en Brasil.

Nación en desarrollo

Brasil todavía se considera una nación en desarrollo, y aunque eso se interpreta a menudo como un precursor de "altos niveles de crecimiento", también significa que varias áreas de la economía siguen subdesarrolladas. La base de consumidores, el entorno regulatorio y el ambiente de inversión no son tan maduros como los de las naciones desarrolladas, y se deben tener en cuenta esos efectos.

Burocracia

La reforma de las leyes y regulaciones para abrir y administrar un negocio en Brasil no se ha adaptado a la velocidad con que ha crecido la economía, presentando muchos obstáculos para las empresas extranjeras. 

Brasil ocupó el lugar 125 entre 190 países en el último informe anual mundial del Banco Mundial, que evalúa la facilidad de iniciar un negocio, gestionar permisos de construcción, registrar propiedades y pagar impuestos. En promedio, se necesitan 11 procedimientos y alrededor de 90 días laborales* para comenzar un negocio en Brasil, aunque esto solía ser de casi 120 días, y los permisos de construcción exigen un promedio de 20 procedimientos y 404 días para finalmente obtener la autorización. 

(* La división de TMF Group para la incorporación de una compañía reduce esto aún más, a 30 días).

Corrupción

Si bien Brasil se encuentra entre los destinos de inversión líderes en el mundo y es formalmente un ambiente empresarial que funciona bien, la corrupción y el soborno siguen siendo serios obstáculos. La estructura federal del sistema político significa que hay una amplia gama de agencias reguladoras, lo que puede llevar a demandas de sobornos por parte de funcionarios públicos. En el 2016, Brasil ocupó el puesto 76 en el índice de percepción de corrupción de Transparency International, y el crimen organizado es un problema importante en algunas partes del país. Sin embargo, esto es algo con lo que el gobierno está luchando arduamente a través de un programa de integridad.

Finanzas

Los riesgos de crédito en Brasil están creciendo, y se pronostica que las insolvencias aumentarán nuevamente a medida que se fortifiquen las condiciones financieras en el mercado. Estos, a su vez, tienen un efecto de arrastre sobre las tendencias del comportamiento de pago y la forma en que las empresas se protegen contra los riesgos. El riesgo general de Brasil se ha considerado mediano durante 13 trimestres consecutivos, aunque se espera que la mejoría en la situación política tenga un efecto positivo en el crecimiento económico. Sin embargo, la desaceleración del crecimiento puede ofrecer oportunidades de inversión extranjera. El sector de fusiones y adquisiciones creció un 5% en el 2015, con oportunidades de inversión que van desde TI hasta farmacéutica, seguros, minería y energía, petróleo y gas.

Impuestos

El régimen tributario de Brasil es una de las fuerzas propulsoras detrás de su complejidad. En Brasil se cobran más de 90 impuestos, aranceles y contribuciones, y todos los impuestos se basan en diferentes esferas gubernamentales de impuestos federales, impuestos estatales e impuestos municipales. El lanzamiento de eSocial ha creado un sistema único que reemplaza la necesidad de que las empresas envíen informes por separado al Seguro Social, el Servicio de Rentas Internas y el Ministerio de Trabajo de Brasil, pero el nuevo sistema ha llevado a un aumento en la complejidad a corto plazo en la presentación de informes.

Transparencia corporativa

La economía diversa y variada de Brasil significa que muchas empresas que se mudan al país eligen hacerlo en asociación con empresas locales. Esto hace que la transición sea menos compleja para los consumidores, además de brindarle a la empresa información esencial sobre la economía local. Sin embargo, no espere que esto sea un atrecho para el crecimiento; hay una gran cantidad de regulación destinada a controlar la IED en el país. Una de esas obligaciones es la Instrucción Normativa 1634, que tiene como objetivo aportar aún más transparencia al mercado corporativo y definir claramente el concepto del Propietario Beneficiario Final.

Infraestructura

Estar en el escenario mundial para la Copa del Mundo de fútbol y los Juegos Olímpicos impulsó al gobierno brasileño a mejorar urgentemente la infraestructura del país, subastando carreteras, ferrocarriles y concesiones aeroportuarias, así como recortando el impuesto a las transacciones financieras en varios proyectos importantes. Según el Foro Económico Mundial, Brasil ocupa el puesto 107 entre 144 países en el nivel de desarrollo de infraestructura. Dicho esto, la construcción estaba llena de controversia, y el impacto a largo plazo todavía no se ha evaluado realmente.

Tecnología

Brasil se ha visto obstaculizado por la falta de tecnología durante su desarrollo, sin embargo, hay esfuerzos concertados para mejorar esto. De hecho, muchas empresas tecnológicas nuevas han acaparado los titulares en los últimos tiempos, y las grandes corporaciones también se han comprometido con la economía; Microsoft invirtió $100 millones en Río de Janeiro en el período previo a los Juegos Olímpicos. Las tecnologías inteligentes ya se están implementando en Brasil para: administrar el uso de los recursos en las ciudades; facilitar el movimiento de personas; mejorar la cobertura de los servicios de emergencia; y hacer compras más eficientes. Los datos, la seguridad y la vigilancia, la evaluación de riesgos y la formación 3D son vistos como las grandes oportunidades en tecnología.

Mano de obra local

La tasa de participación de la fuerza laboral en Brasil está aumentando, y estaba cerca del 62% para fines del 2017. El desempleo está cerca del 12%, pero el costo de la mano de obra está disminuyendo mientras que los salarios aumentan trimestre a trimestre. Algunos, sin embargo, dicen que el mercado laboral está colapsando, por lo que las empresas deben buscar el asesoramiento de expertos antes de emplear en Brasil. Los sindicatos también tienen una gran influencia en Brasil, y aunque sus logros han creado un mercado laboral más desarrollado, las empresas deben ser conscientes de cómo operan. Es fácil caer en las leyes laborales de Brasil, que están establecidas en 900 artículos y son difíciles de navegar. El incumplimiento puede conducir a multas y situaciones de daño a la reputación.

Barreras de exportación e Importación

Brasil es la economía de exportación 21ª más grande del mundo; en el 2016, el país exportó $182bn e importó $135bn en bienes, lo que resultó en un saldo comercial positivo de $46.4bn. Las importaciones, sin embargo, están disminuyendo a una tasa anualizada de -19.552%. Las empresas a menudo pueden enfrentar complicaciones cuando exportan e importan bienes. La mayoría de los productos importados permanecen en el puerto durante algún tiempo mientras se realizan los procedimientos correctos y el costo promedio por contenedor es relativamente alto. El cumplimiento al exportar puede tomar 71 horas a un costo de 1185. Las tarifas elevadas hacen que una exportación sea demasiado costosa para el mercado brasileño.

TMF Group

Tenemos el conocimiento local para ayudarle. Si desea establecerse en Brasil o simplemente quiere optimizar sus operaciones en el país, comuníquese con nosotros.

Conozca más sobre TMF Group en Brasil

 

Marco Sottovia
Marco  Sottovia
Artículo