Desarrollo económico y perspectivas en los Estados Unidos

Si bien el panorama mundial está cambiando rápidamente, la economía de Estados Unidos sigue siendo la más grande del mundo y un atractivo destino de inversión extranjera directa (IED).

Existen muchas razones por las cuales las empresas desean abrir sus negocios o expandirse a los Estados Unidos. El país ofrece una gran base de consumidores al igual que protecciones legales y una fuerza de trabajo innovadora. Además, como se mostró recientemente en nuestro Índice de Complejidad Financiera, Estados Unidos históricamente ha sido una jurisdicción estable y sencilla para hacer negocios.

Perspectiva económica

¿Cómo está la economía de Estados Unidos? Comenzando con solo un vistazo a los números, se obtiene una perspectiva positiva. La economía creció 2.3 por ciento el año pasado, representando el mejor crecimiento desde el 2015. Las tasas de desempleo son bajas en 4.1 por ciento y hay poca inflación. A continuación, algunas de las métricas clave que estamos observando y que nos permiten medir el estado de la economía.

  • Ganancias laborales: las empresas en Estados Unidos están contratando a más y más trabajadores, lo que indica que muchas empresas están creciendo y estables.
  • Crecimiento del producto interno bruto: el crecimiento del PIB es una excelente métrica de la salud económica. Entre un 2-3 por ciento significa una economía saludable en el mundo desarrollado, y en este momento, Estados Unidos tienen un 2.9 por ciento.
  • Tasa de inflación: la inflación es saludable e inevitable. La tasa objetivo establecida por la Reserva Federal es del 2 por ciento, lo que hace que la tasa actual sea 1.8 quede por debajo del objetivo. En respuesta, las tasas de interés siguen siendo bajas y actualmente se encuentran en el 1.75%, aunque se espera que aumenten si continúan las perspectivas económicas saludables. La baja inflación y las bajas tasas de interés reducen el costo de oportunidad de ahorrar versus gastar, y alientan a los consumidores a consumir.
  • Pedidos de bienes duraderos: las empresas necesitan maquinaria, equipos y materias primas para administrar sus negocios, pero esto puede ser muy costoso. Si los consumidores y las empresas compran bienes duraderos, como automóviles o maquinaria de fabricación, muestran que están confiados, sabiendo que la economía continuará su crecimiento ascendente. Los pedidos de bienes duraderos han aumentado un 2.9 por ciento, mostrando nuevamente la confianza de los consumidores y las empresas.

Reforma Fiscal

La nueva ley de reforma fiscal en Estados Unidos llamada Ley de Recortes Fiscales y Empleos (TCJA), probablemente impulsará el crecimiento del PIB, pero a su vez puede hacer que la economía sea más delicada. El estímulo fiscal de este proyecto de ley pone dinero en manos de empresas e individuos, generando un mayor gasto, lo que es una buena noticia para la economía pero que en última instancia puede provocar desequilibrios financieros. Solo el tiempo dirá qué tan exitosas serán las políticas y qué impacto tendrán en la deuda nacional.

Estamos viendo que los siguientes elementos del proyecto de ley de reforma tributaria ya están causando movimientos en el mercado:

  1. Reducir la tasa del impuesto corporativo del 35% al 21%, mientras que algunas empresas se beneficiarán enormemente de estos impuestos más bajos, otras pueden encontrar que el costo del capital será mayor
  2. Pasar a un sistema territorial de tributación - que, junto con la reducción de la tasa del impuesto corporativo, está resultando en que muchas empresas reposicionen sus negocios y reestructuren sus operaciones
  3. Un "impuesto de peaje" más bajo o un impuesto de transición del 8% al 15% - alentando a las empresas a repatriar las ganancias históricas / diferidas y aprovechar esta tasa corporativa única e inferior
  4. Límite en la deducibilidad de intereses del 30% de las ganancias de 12 meses, lo que afecta la forma en que las empresas financian las fusiones y adquisiciones nacionales, lo que puede llevar a las empresas estadounidenses hacia fusiones y adquisiciones extranjeras.

Aún no se ha visto el impacto total del proyecto de ley de reforma tributaria, pero hasta ahora la economía parece estar respondiendo positivamente. Ciertamente, los mercados de capitales se sienten optimistas ante la perspectiva de mayor liquidez a medida que el dinero se repatria a Estados Unidos.

Sectores de alto rendimiento

Muchos sectores continúan desempeñándose con fuerza, como la producción de petróleo, la tecnología, la vivienda, la maquinaria y la construcción. Esto señala una sólida perspectiva económica.

Producción de petróleo

El aumento de la extracción de petróleo en Estados Unidos está disminuyendo la dependencia de las importaciones. Dado que la OPEP controla principalmente los precios mundiales y la producción de Estados, Unidos esto ayudará a proteger la economía de los cambios globales.

Tecnología

Las tendencias de la industria del sector tecnológico que impulsan el crecimiento son la computación en la nube, el consumo flexible, la informática cognitiva, las herramientas fáciles de usar, las API, las aplicaciones y la data. Estas innovaciones tienen una gran demanda, lo que hace que las empresas tecnológicas busquen metodologías ágiles para lanzarlas al mercado rápidamente.

Vivienda

La vivienda representa una sexta parte del PIB, por lo que es un buen indicador de lo saludable que está la economía. Con la construcción de nuevas viviendas y la compra y venta de otras, muestra que la gente siente que ahora es el momento adecuado para una inversión tan grande.

Maquinaria y construcción

Un aumento en la construcción y la necesidad de maquinaria ha disparado el gasto en construcción. Los productores de maquinaria brindan tecnología para otras industrias manufactureras y de servicios. Además, a medida que los proyectos de construcción continúan aumentando, se necesitan más trabajadores, lo que impulsa la economía.

Guerras comerciales y tarifas

Se está generando una potencial guerra comercial entre Estados Unidos y China que, en última instancia, podría afectar a muchas industrias en múltiples jurisdicciones. A partir de ahora, el presidente Trump está imponiendo tarifas sobre las importaciones de China, así como de otras naciones, y China está respondiendo con sus propias tarifas a las exportaciones estadounidenses.

Es importante recordar que nadie "gana" en una guerra comercial, cuando las naciones toman represalias contra cada una al anunciar más y más tarifas sobre los productos. Estas tarifas aumentarán los precios de los productos importados y están diseñados para aumentar la competitividad de las empresas estadounidenses y crear empleos domésticos. Sin embargo, los impactos dependerán de la rapidez con que las empresas estadounidenses puedan reaccionar al aumento de la demanda, con el posible impacto a corto plazo de una posición favorable para los importadores ubicados en países que están excluidos de estas tarifas.

La lista de industrias que se verán afectadas por las tarifas incluye: automotriz, bebidas alcohólicas, acero, alimentos básicos como carne de cerdo, envases de productos enlatados y muchos más.

En general, las tarifas distorsionan la "mano libre" de la economía y provocan cambios en el flujo de dinero hacia fuentes de valor. Si una guerra comercial se intensifica, es probable que indique una época de mayor complejidad para hacer negocios en y con Estados Unidos, lo que hace que sea aún más importante para las empresas afectadas elegir al socio adecuado para asesorarles sobre la implementación de su estrategia.

Para obtener más información acerca de nuestro negocio en Estados Unidos visite nuestra página TMF USA o realice una consulta hoy mismo.

¿Necesita ayuda con el crecimiento de su empresa o su expansión a Estados Unidos? Descubra nuestros servicios de Soluciones de Consultoría.

Jason Gerlis
Jason  Gerlis
Artículo